miércoles, 2 de abril de 2014

"Encontrando una mujer virtuosa"


Pro 31:10  Mujer virtuosa, ¿Quién la hallará?

Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.

 
El post anterior hablábamos de la bendición que representa para un varón poder hallar una esposa; y leíamos que Dios vio que era bueno que el hombre no estuviera solo.
De acuerdo a la Palabra de Dios, el poder conformar un matrimonio conforme a su guía y consejo es una bendición.
A continuación, defino bendición:

BENDICIÓN: Dicho de la Providencia: Colmar de bienes a alguien, hacerlo prosperar
Con esto queremos explicar que cuando Dios le permite a un varón encontrar una esposa, le colma de bienes, es una persona dichosa, feliz, afortunada, y particularmente prosperada (no en el sentido económico necesariamente).
¿Pero que hay de aquel que tiene la dicha de encontrar por esposa a una mujer virtuosa?
Tiene muchas más razones para sentirse especialmente bendecido por Dios.
Vivimos en una época donde los valores de las personas están basados en cosas demasiado triviales, cosas que duran poco.

El éxito, la belleza, el dinero son sinónimos de felicidad para nuestra sociedad. En cuanto a las
         Pro 31:10  Mujer virtuosa, ¿Quién la hallará?

parejas, las expectativas de las personas se basan en lo que observan del ser amado durante el noviazgo o romance. Durante ese tiempo, las parejas se conocen superficialmente, y cuando llegan a formalizar una relación, sale a la luz que no eran las que aparentaron ser, o bien, que lo que expresaban sentir durante el noviazgo duró solo algunos años, en el mejor de los casos.

Pero la Biblia dice que una mujer llena de virtudes, sobrepasa en su valor, cualquier riqueza o bien terrenal que puedas imaginar.
Hagamos una aplicación sencilla: Imagina que dentro del patio de tu casa, excavando, encuentras una olla con monedas de oro. Cuando puedes hacer cuentas del valor actual de esas monedas,  descubres que de la noche a la mañana te has hecho rico. Adiós a las deudas, bienvenidas las vacaciones, ropa nueva, auto nuevo, y hasta casa nueva. Tienes suficiente para vivir sin preocupaciones económicas hasta el fin de tus días.
¿Ya lo imaginaste? Bueno, lo que la Biblia dice en ese versículo que es muchísimo mejor que encuentres a una mujer virtuosa, a que te hagas rico por una olla de oro en tu jardín.
¿Te digo algo? Yo ya encontré a esa mujer virtuosa, y por la gracia de Dios, pronto he de casarme con ella.
Me gustaría presentártela: Su nombre es Ruth y es la autora de este blog.
Dios te bendiga.
Si tienes una duda o comentario acerca de lo que hemos compartido, pongo a tu disposición el siguiente correo electrónico: estudiosbiblicos.zct@gmail.com


Booz

1 comentario:

Gustavo DeSantiago dijo...

Excelente comentario Booz, es verdad lo que has compartido y pues debe ser un gozo muy enorme el encontrar lo que necesitamos cuando es precisamente Dios quien hace esa provisión. Un post digno de ser llevado a mi blog para compartirlo. Celebro tu gozo, sabes que me alegro de corazón contigo...al igual que contigo mi estimada Ruth. Saludos!!!

Pensaba en ti